Ajuste de la insulina basal (básica) en las inyecciones

Ajuste de la
insulina
basal
(básica) en
las
inyecciones

¿Por qué es importante ajustar la insulina basal (de acción prolongada) antes o después del ejercicio si está usando insulina de acción larga o intermedia?

Esto es necesario para reducir el riesgo de bajas tardías después del ejercicio aeróbico; también dependerá de la insulina basal (de acción prolongada) que esté usando. ¡Es mejor hablar con su equipo de diabetes si está usando insulina!

Puede ser un poco complicado si usted se inyecta insulina de acción prolongada.

Recuerde: Es sin vuelta si usted ya se inyectó insulina, la insulina seguirá haciendo su trabajo mientras ejercita. En estos casos, es importante tener ExCarbs a mano.

Si usted hace ejercicios diariamente, entonces posiblemente usted pueda reducir su dosis basal en un 20% para compensar la sensibilidad a la insulina con el ejercicio, pero si por alguna razón hay un día que no hace ejercicio, sus azúcares probables suban más alto de lo previsto.

Si se planea ejercitar solo un par de días a la semana, entonces es posible que usted pueda reducir su insulina de acción prolongada la noche anterior, pero esto potencialmente tiene el riesgo de que su nivel de azúcar en la sangre suba más tarde en el día o la mañana siguiente.

Se puede hacer esto de tres maneras:

  • Trate de dividir su dosis de manera que se tome dos veces al día, lo que permitirá que la dosis se reduzca antes o después del ejercicio. Pero primero debe consultar a su equipo de especialistas en diabetes.
  • Con el permiso de su equipo de la diabetes, considere la terapia de bomba de insulina.
  • Piense en inyectarse una insulina diferente como NPH, no dura tanto tiempo, por lo que se puede inyectar dos veces al día. Pero primero debe consultar a su equipo de especialistas en diabetes.
Aquí hay más sugerencias para ajustar la insulina basal:
  • Para hacer un ejercicio aeróbico prolongado, es aconsejable reducir la dosis en un 20% antes de comenzar el ejercicio especialmente si este se lo hace frecuentemente (menos de cada 3 días).
  • Es mejor no cambiar la dosis de insulina antes de un ejercicio aeróbico corto o anaeróbico. Pero a veces tiene que aumentar la dosis si los niveles de azúcar en la sangre empiezan a elevarse.
  • Después de haber hecho ejercicios, pruebe inyectarse una dosis nocturna baja un 20% menos para prevenir las bajas durante la noche.
  • Para algunas personas después de haber ejercitado un sprint corto también puede bajar el riesgo posterior de una baja.