Control de la Glucosa

Control de
la Glucosa

Antes de empezar a hacer ejercicios

  • Revise su nivel de azúcar en la sangre – si es menos de 90 mg/dl (5 mmol/l) necesitará ingerir un carbohidrato extra, por lo menos 10-20gr, y luego volver a revisarse. No haga ejercicios hasta que el azúcar en la sangre esté por encima de los 90 mg/dl (5 mmol/l).
  • Si los niveles de azúcar en la sangre están entre 90 y 120 mg/dl (5 y 6,7 mmol/l), ingiera 10-20 gr de carbohidratos antes de comenzar la actividad aeróbica. Si usted planea hacer ejercicio anaeróbico y entrenamiento de intervalos alto usted puede comenzar.
  • Si el nivel de azúcar en la sangre es de 120-250 mg/dl (7-15 mmol/l) siga adelante y empieza hacer ejercicio – estos podrían aumentar con el ejercicio anaeróbico.
  • Si usted está por encima de 250 mg/dl (14 mmol/l) y no ha acabado de comer, revise si hay cetonas, corrija con la insulina si hay cetonas y no haga ejercicios.

Durante Su Ejercicio

  • Establezca un rango específico para mantener su azúcar en la sangre en (p.ej. 100-250 mg/dl, 6-14 mmol/l).
  • Revise sus niveles de azúcar en la sangre cada 30 minutos, o use MGC (monitor de glucosa continua) para asegurarse de que está en su meta deseada.
  • Tome líquidos (250 mls cada 30 minutos) — mejor agua si su glucosa está en o por encima de la meta deseada.
  • Usted puede necesitar carbohidratos adicionales para mantener su azúcar en la meta deseada.
  • Tener un sprint agudo, corto y completo durante 10 segundos al final del ejercicio de intensidad moderada puede evitar que un post-ejercicio sea bajo. Esto sucede haciendo que el cuerpo libere grandes cantidades de adrenalina haciendo que el hígado libere más glucosa, haciendo que los músculos utilicen menos glucosa– pruébelo y verá, especialmente si usted ha estado haciendo ejercicio aeróbico.
  • Levantar pesas antes del ejercicio aeróbico también ayuda a impedir que los niveles de glucosa de la sangre bajen demasiado.

Después de Ejercitar

  • Mida su nivel de azúcar en la sangre hasta 2 horas después del ejercicio y en la siguiente comida, para ver si es necesario hacer ajuste de insulina.
  • Es posible que usted necesite comer una comida completa o comer un bocadillo (de bajo índice glucémico preferiblemente con alguna proteína adicional), sin insulina o poca insulina bolos para protegerse de una baja de glucosa más tarde. También es posible que necesite reducir la dosis de insulina basal de acción prolongada o la insulina basal de su bomba, antes de acostarse o al anochecer del mismo día que usted hizo ejercicios.