Los investigadores británicos examinan la efectividad del ejercicio regular en ayudar a las células β a vivir más tiempo después de un diagnóstico tipo 1 - ExCarbs

Con una disminución en el funcionamiento de la célula β que ocurre con diagnosis de la diabetestipo 1, las preservaciones de estas células pueden ser importante para reducir el riesgo de complicaciones de la salud. Estos investigadores siguieron a 58 individuos con una diagnosis reciente de la diabetes tipo 1, en un esfuerzo de determinar los efectos del ejercicio en la conservación de las células β.

Durante 12 meses comparando el plan de atención habitual con el ejercicio, el grupo de ejercicio se volvió más sensible y requirió menos insulina, con una sugerencia de mejoras menores en el funcionamiento de la célula-β. La lección: parece que las personas recién diagnosticadas con diabetes tipo 1 pueden aumentar y mantener niveles de ejercicio seguro, sin embargo, hay una necesidad adicional de estudios futuros en medidas más apropiadas de entender el funcionamiento de la célula-β.

Lee más aquí: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=28905421